sábado, 11 de agosto de 2012

Celeridad

Este es el ritmo de mi vida. El ritmo de la noche. Plenitud, poder y lujuria. Es el aquí y el ahora. El yo y el nosotros. Frenesí. Sensualidad. El mundo de los sentidos. El mundo de la velocidad. Somos diferentes, somos únicos, somos modelos, somos atractivos, somos perversos. Es este el ritmo de mi vida. Es el fluir de la inmortalidad. Es sabor de la fuerza, la energía, la potencia. Gloria y locura, en cada uno de nosotros.

viernes, 27 de abril de 2012

Solo cuando la niña se despertó, supo que había estado soñando.


Un día,
En algún lugar,
Ella encontró su sitio.


Busco una razón que sustente el cansancio en que me sumo. Ya nada me asombra y, al mismo tiempo, todo me molesta. La calma se convierte, en cuestión de segundos, en un tormento que me corroe; necesito encontrar una solución y ni siquiera sé por dónde empezar.  Hace un tiempo que mi voz interior suena entre la niebla. Tu imagen se desdibuja entre la humedad y yo voy perdiendo el rumbo… quiero recuperar aquella brisa templada que causaba el furor de nuestro pulso. Estoy amándote de prisa, al ritmo de la ciudad, con un amor que de repente se detuvo en la niebla. Siento que me encuentro en medio de la multitud, gente que va y vuelve mientras en mi nada cambia, pero ya no conozco nada de lo que me rodea. Suena una melodía que recuerda a mi infancia, una melodía sin letra. El texto se borró cuando tus manos, tus caricias, dejaron la huella definitiva. Pero tú estás lejos para culparme de mi soledad. Y cada escalofrío recorre mis venas, la sangre se me coagula, y tu recuerdo revive con mayor vivacidad. Regresa tu fantasma y puedo quererlo tanto como a ti te deseaba cuando estabas a mi lado; me siento vacía en un vacío que se precipita a cada instante hacia un infinito sentimiento de inconformidad. No sé lo que necesito para ser feliz; te tengo y consigo perderte. Te pierdo y quiero tenerte. Te amo y quiero atarte a mí; te pierdo y no encuentro lo que necesito para ser feliz. Esto es un frente a frente con la vida, cada instante semeja tan superfluo en el presente, y luego tan determinante para el futuro… si volviera al pasado, solo cambiaría el momento en que desaprendimos a amarnos, y perpetuaría nuestro abrazo en una reminiscencia de la eternidad. Así te amaré, sí quiero.

Un día,
tuvo un sueño
con la suerte.
¡Cuánto quería ella ser feliz...! 


La calle, la prisa, el ritmo de la ciudad, y de repente se detuvo y vivió su sueño.
El arpa serena. Se encontró consigo misma, se conoció y decidió que lo más importante en esta vida era el equilibrio y la felicidad. Y el sí quiero que tanto la hería se rompió.


domingo, 18 de marzo de 2012

Sueños


Caen las miradas de los nobles poetas, las musas quedas se pierden en los idus del viento. Llora una lágrima por la pena ida, suena el ritmo de los latidos de alguna mariposa. Todo se escribe con relax. Las aguas vibran serenas. Sirenas al sol se aman los cabellos, velos de seda reposan dulces sobre el manto de hojas verdes, jóvenes. Brillan los diamantes que deslumbran el cielo azul, el viento no existe, los problemas no existen, todo es nieve, blanca, pura, serena. Resoplan los caballos, reviven los pegasos para encontrarse con hadas aladas, hijas de medusa. Este es el paraíso. Empieza a desvanecerse. Me despierto. Sueños.

lunes, 6 de febrero de 2012

Piensa, ¿hacia donde te dirigen tus pasos?

Esa sensación de que todo está gastado, que ya no queda más oxígeno que consumir y la vela se está apagando. Esa situación en la que todo va pasando, el tiempo, los daños, las rosas se marchitan, y lo que era antes vida lo hemos teñido nosotros de ningún color. Ese presentimiento de que en algún momento, quizá hoy, quizá ayer, estallará la pólvora que amenaza el amor de los dos enamorados. Y surgirá de nuevo el sufrimiento ya vivido, y los pájaros vestirán de luto para cantar una elegía, y todo lo especial, todo aquello que se fue creando a lo largo del tiempo, a lo largo de los años, se esfumará. Entonces tú no sabrás de mí, y yo lloraré. Es el eterno fracaso de nuestro amor. Un tormento que acompañará cada rostro, cada beso, cada mirada; estará presente en cada destello nuestro amor. Y el futuro traerá vacío y un punto y final.

sábado, 21 de enero de 2012

Me dijo que no volaba, que tenía miedo de herir el viento.

Amanece, y los primeros rayos de Sol de la mañana me despiertan. No sé si hoy tendré un buen día, o si, al contrario, todo va a ir mal. No sé si te veré pasar una vez más por delante de mi ventana... y así todo siga en perfecta armonía. Yo con mi café, tú con tu prisa. No lo sé, pero creo que quiero un poco de desorden, un poco de afecto, un poco de tu cariño. Algo, una señal, una mirada esquivada, algo que me mantenga despierta hasta que la Luna eclipse al Sol, y la luz se apague, y no exista esta ventana que me abre a tu mundo, otro mundo, otro tiempo, otra dimensión. Y entonces quiero caminar a tu lado, recorrer la rutina de todos los días contigo, y decirte que hace mucho, mucho, mucho tiempo que ya te soñaba. Pero hoy soy arena, puedo volar porque el viento me arrastra, y me siento ligera, como una pluma, soy arena de un reloj que cuenta los bailes que quedan para que tú y yo seamos jóvenes otra vez, tú y yo, rey y reina del baile, del baile de nuestra vida. Y que lo hagamos sin pisotones, al ritmo de la música, cada uno como pueda, pero sin dejar nunca de hablarnos al alma. Sin dejar nunca de mirarnos al corazón. 



Mi sitio, no sé yo dónde está mi sitio.

Ya te lo he dicho. No puedes deshojar así la única rosa que queda en el jardín. ¿Quieres que se muera como lo hicieron las demás? 


¿Que pasa si te cuento que yo ya no quiero ser más la jardinera? Que ya es tarde y estoy cansada, ¿regarías tú entonces la flor?

viernes, 6 de enero de 2012

Es como... un paraíso prefabricado y defectuoso.

El tiempo se quedó anclado justo en el momento en que la brisa soplaba sensualmente sobre tus cabellos para aumentar mi dependencia por ti.


...

Pienso. Luego escribo.

El Edén no existe, tan solo es una utopía, una ilusión creada para satisfacer nuestras esperanzas.
Aquél que busque el Edén será un fracasado.

La felicidad solo se alcanza desde la verdad.

Tabula rasa.

Ignoro cuán lejanos suenan los susurros,
cuánto hay de verdad en la mentira,
por qué huyes de mi bien con los engaños
cómo pretendes que, con esta herida, te sonría,
dónde yacen, inaceptables, tus pretextos,
si tus pasos intuyen hacia qué lugar caminas.
Pero sé muy bien lo que me lleva a perdonar,
son tus ojos azules y crueles,
y su atronadora intensidad.

No tan baladí.

yo
no sé
si tú
eres consciente
de lo
que pasa
por
mi mente.



Con fianza.

He estado pensando en lo nuestro, en lo que estaba fallando, y he llegado a una conclusión: tenemos amor, deseo, pasión, compromiso, fidelidad, respecto y sexo, pero falta la confianza. 
Puede que digan que, los sentimientos, uno no puede controlarlos. Yo digo que sí. Es más, voy a demostrarlo.
No te voy a contar my plan. Solo por miedo a que tú te enteres.
Al menos hasta que mi plan deje de ser necesario. En este caso, habría funcionado.

Solo yo, la oscuridad y una hoja de papel en blanco.


Todavía beso
con labios de carmín
de cuando tú me besabas

Lastima el eco
de las canciones que cantaba,
canciones de amor,
de cuando tú
me querías

Cuando tú
eras promesas,
y nosotros amor,
solo entonces
la primavera
auguraba el fruto,
auguraba el futuro
y el futuro del fruto
que luego
se tornó cenizas.

Todavía vivo,
muriendo,
y,
sumida en las cenizas,
canto
con los labios de carmín
que tú olvidaste.


...

jueves, 5 de enero de 2012

martes, 3 de enero de 2012

La biología del amor.

La pareja no es la suma de sus partes, es un todo; es el primer nivel de organización de la materia donde surge el amor, la pasión, el deseo, la confianza y la fidelidad, de forma independiente y eterna.

Free Brown Cursors at www.totallyfreecursors.com